Cinco horas en Verona

10Sep09

Ayer salí del hotel con tiempo suficiente como para disfrutar el paseo en barco hasta la estación de trenes, y de ahí cogí un tren que tardó unas dos horas veinte minutos en llegar, ya que era un regional que se paró prácticamente en todos los pueblos por los que pasamos. Cuando fuí de Berna a Venecia también pasamos por Verona, y calculé que tardamos una hora y cuarto más o menos, así que os podéis hacer una idea de lo pesado que se hizo el viaje.

Nada más llegar dejé la mochila en consigna para no tener que ir cargando con ella, y después me pasé por información turística para coger un mapa. Es curioso, pero por lo que he visto, mientras más pequeño es el sitio que visitas menos sablazos te pegan. Por ejemplo, en la mayoría de capitales por las que he pasado te cobraban por todo: ir al baño, un mapa de la ciudad, etc. Supongo que es normal porque a más gente más “daño” se le hacen a las instalaciones y hay que sacar pasta para mantenerlo.

Al salir de la estación pregunté cómo ir al centro de la ciudad, y era bastante fácil porque sólo hay que seguir el carril bici y en unos diez o quince minutos ya estás allí. Lo primero con lo que te encuentras es con esto:

Plaza Bra

Plaza Bra

Por lo que vi debe ser la plaza principal de la ciudad, y es bastante grande. Además han cortado el tráfico por la parte central de la plaza y es bastante cómodo pasear por ahí. Está llena de bares y restaruantes y tiene un pequeño parque tras el que aparece un minicoliseo que se llama “Arena”:

Arena

Arena

Subí por alguna de las calles que lo rodean y ahí empecé a perderme, así que no estoy muy seguro de donde hice la mayoría de las fotos. Encontré una tienda “típica”, aunque lo pongo entre comillas porque entré a ver lo que tenían y pegaban unos buenos palos, aparte de que no vi ninguna más por ahí:

Tienda

Tienda

Seguí andando y encontré calles bastante vacías y otras más transitadas, aunque me llamó la atención que había muchos edificios bastante cascados.

Esperando una mano de pintura

Esperando una mano de pintura

El siguiente sitio que sé ubicar es la plaza Erbe, que está muy cerca de otra plaza que se llama del Segnori. En la primera había un mercado con productos típicos y puestos de souvenirs para guiris que estaba bastante bien:

Plaza Erbe

Plaza Erbe

Desde ahí también se ve una torre con un reloj que es visible desde casi toda la ciudad:

El reloj

El reloj

En la plaza que estaba justo detrás había una estatua de Dante, que por lo que he visto no tenía cara de ser muy alegre:

Estatua de Dante

Estatua de Dante

Me gustó Verona porque, a pesar de estar bastante llena de turistas tampoco estaba masificada y se podían encontrar sitios en los que sentarse tranquilamente a comer sin tener que irse muy lejos:

Aquí comí

Aquí comí

Cuando acabé de comer seguí dando vueltas por la ciudad durante un rato hasta que llegué al río, y al mirar el mapa vi que había un teatro romano y fuí para allá. No se podía entrar pero había un paseo bastante largo que lo rodeaba mientras ibas subiendo hacia el castillo de San Pietro.

Ruinas del teatro romano

Ruinas del teatro romano

El castillo en sí no sé cómo estará porque no llegue a entrar, y tampoco vi nada que me llamase la atención excepto las vistas que había desde arriba, que se veía toda la ciudad:

Vistas desde el castillo

Vistas desde el castillo

Vistas desde el castillo

Vistas desde el castillo

En cuanto a las casas de Romeo y Julieta, según las veo en el mapa pasé por ahí seguro, pero la verdad es que no me fijé demasiado. Pero bueno, si queréis una foto de un balcón de Verona, hice ésta:

Un balcón

Un balcón

Y para terminar, una cosa extraña que encontré por ahí. Había otra parecida en la plaza Bra, pero no llamaba tanto la atención como esto:

No sé cómo llamar a esto (de frente)

No sé cómo llamar a esto (de frente)

No sé cómo llamar a esto (de lado)

No sé cómo llamar a esto (de lado)

En fin, que el día en Verona estuvo bastante completo, viendo plazas, mercados, tomando capuchinos y subiendo cuestas. Y todo en cinco horas, si es que no se puede pedir más…

Anuncios


3 Responses to “Cinco horas en Verona”

  1. Genial¡¡¡ Me encanta el paseo que te has dado. Cuando yo estuve no vi tantas cosas.
    La foto de la moderna contorsionista,desde luego, no la vi.

  2. 2 choppenhauer

    La moderna contorsionista se parece a Kate Moss

  3. 3 Josef K.

    Molto bella la città. Piccola ma deliziosa!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: