En Florencia

11Sep09

Ayer el día empezó bastante temprano, un poco antes de las siete y media de la mañana. Según me dijeron, si estabas en la cola para entrar el David de Miguel Angel sobre las ocho sólo tendría que esperar unos veinte minutos, pero que como llegase más tarde la cosa se podía alargar mucho. Como me había acostado pronto no me costó mucho, así que allí estaba y es cierto que casi no tuve que esperar.

La verdad es que es impresionante. El resto del museo en el que está tampoco es gran cosa a excepción de otras esculturas del propio Miguel Angel, la gran mayoría sin acabar, pero merece la pena sólo por ver esa escultura. Cuando entras no la ves directamente, hay que meterse en uno de los laterales que lleva a otra sala y ahí es donde está. De lejos se ve perfectamente, aunque cuando te acercas da la impresión, o a mí me la dió, de que le quedaron las manos muy grandes y un poco cabezón…

Cuando salí del museo volví al albergue, que está prácticamente en la misma calle. Ahí estuve echándole un vistazo al mapa para ver qué iba a ver primero, y empecé por el mercado central que también está muy cerca. Es como el mercado de la corredera en Córdoba pero bastante más grande, y muchos de los puestos son únicamente de productos típicos.

Uno de los puestos del mercado

Uno de los puestos del mercado

Alrededor del mercado, ya en la calle, hay otro mercadillo de los de siempre, con sus camisetas de Estuve en Florencia y esas cosas. Atravesándolo llegué a San Lorenzo, que es una de las iglesias que hay repartidas por toda la ciudad. Seguí perdiéndome por las calles hasta que llegué a la plaza del Duomo, que es donde está la catedral y que es una de las imágenes más conocidas de la ciudad por su cúpula.

Lateral de la Catedral

Lateral de la Catedral

La fachada

La fachada

Ahí había, al margen de turistas, un grupo de gente completamente vestida de blanco como si fuesen mimos pero que en vez de estarse quietos se iban acercando a la gente lanzándoles besos y pidiendo dinero. La verdad es que debe funcionar porque mucha gente les daba algo sólo para que los dejasen en paz…

A partir de ahí cerré el mapa y empecé a caminar siguiendo un poco al gentío. Pasé por la plaza de la República:

Plaza de la República

Plaza de la República

Muy cerca había otro mercado (aquí vendían sobre todo cuero y corbatas) y me extrañaron dos cosas de las que vi. La primera es que había una estatua de bronce de un jabalí que estaba completamente rodeada de gente intentando tocarle el hocico, que según entendí daba suerte:

Estatua del jabalí

Estatua del jabalí

La otra cosa que me llamó la atención fue esta otra estatua, que no sé qué signigicará. No sé, en España tenemos a la legión adorando cabras, lo mismo por aquí pasa algo parecido en versión oveja…

Oveja sorprendida

Oveja sorprendida

también llegué a la iglesia de Santa Croce, en la que estaban montando un escenario porque por la noche iba a dar un concierto una tal Patti Smith, de la que me suena el nombre pero poco más.

Plaza de Santa Croce

Plaza de Santa Croce

En esa plaza hay otra estatua de Dante, y al igual que en la de Verona no se le ve muy contento:

Mister Simpatía 1305

Mister Simpatía 1305

Fui también la la “Piazza della Segnoria”, en la que hay una réplica también en marmol del David de Miguel Angel así como otras muchas estatuas. A muchos les sonará la plaza si han visto la tercera parte de El Silencio de los Corderos, porque por uno de los balcones de esa plaza es desde donde lanzan al policía (o eso o yo estoy muy equivocado de plaza).

Piazza della Segnoria

Piazza della Segnoria

Réplica en la plaza

Réplica en la plaza

Detalle de la mano

Detalle de la mano

Me di un paseo por la rivera del río pero decidí irme a comer algo y después al albergue porque hacía bastante calor y me empezó a picar todo el cuerpo. No sé si recordáis que me quemé un poco en el paseo que me di por la playa del Lido en Venecia. Pues por si no lo sabéis, cuando estás quemado y empiezas a sudar te pica todo el cuerpo y es bastante desagradable…

Por la tarde me fui a la plaza de San Marcos, pensando que al igual que en Venecia podría estar bien, pero es mentira. No tiene nada que ver y no merece la pena, así que si venís a Florencia ya sabéis un sitio al que no ir. Como me habían recomendado ver el atardecer desde la Plaza de Miguel Angel me volví a atravesar la ciudad hasta llegar al puente de San Nicolas, y desde ahí subí una cuesta bastante larga que se llama Viale Michelangiolo y que debe ser la zona pija de la ciudad porque hay un centro deportivo con sus pistas de tenis y algún que otro hotel de los caros. Al llegar a la plaza lo que me encontré fue otra réplica del David pero esta vez en bronce, y estaba en el centro de una plaza desde la que se ve toda la ciudad.

Réplica del David en la plaza Miguel Angel

Réplica del David en la plaza Miguel Angel

Había bastante gente, muchos de ellos sentados en unas escaleras que están orientadas hacia donde se pone el sol todos con la cámara en la mano, igual que yo…

Vistas desde la plaza

Vistas desde la plaza

Vista de la ciudad

Vista de la ciudad

El puente Becchio en primera plana

El puente Vecchio en primera plana

Una vez que acabó en espectáculo fui bajando pero esta vez por el camino corto, que ya estaba bien para un día. Al llegar al albergue me encontré con unos americanos que estaban intentado hacer pasta, pero no habían caído en que en la cocina no había ningún fuego, así que miramos en internet ćomo se puede hervir la pasta en el microondas. Por lo visto se puede, y no debió salir muy mala porque se lo comieron todo. O eso o tenían mucha hambre, que también es posible…

Todas las fotos son de ayer, hoy he ido a pasar el día a Siena después de haber lavado la ropa. No he estado mucho, unas cuatro horas, primero porque tampoco da para mucho más y segundo porque con las cuestas que hay en esa ciudad se me estaban recalentando los meniscos y después del mes que llevan no está de más cuidarlos un poco, así que me habré dejado cosas sin ver pero creo que me llevo lo más importante, mañana subiré las fotos.

Ahora me voy al sobre que mañana sale el tren para Niza a las 7:55, menos mal que estoy cerca de la estación. Lo malo es que tengo que esperar un par de horas en Génova para coger el tren que me llevará hasta allí, así que al final llego sobre las cuatro de la tarde…

Anuncios


4 Responses to “En Florencia”

  1. ¡Fantásticas fotos¡¡¡ Creo que la de la oveja sorprendida debe tener alguna relación con el cristianismo, eso del cordero, la paloma, etc… pero no estoy seguro. A los católicos parece que le gustan mucho los animales: peces, corderos, palomos…
    Tengo ganas de verte y que me cuentes lo que aquí no cuentas.

  2. Insisto: la foto del puente vecchio es de lo mejor que he visto.

  3. Oh, qué pena que ya te vas de la Bella Italia!! ¿No puedes coger un tren un poco más tarde para tener algo más de tiempo en Génova y poder ver algo? En dos horas está un poco justo, pero quizás para ir a ver la catedral y una minivuelta por el centro dé tiempo…
    Yo me voy mañana de vacaciones!!! Ya tengo ganas, que las primeras fueron muy cortas (y muy cansadas). Sólo es una semanita pero dado que voy a Fuerteventura y que los canarios tienen otro ritmo, espero que me lo contagien y la semana pase muy lenta y me dé tiempo a desconectar. Bueno, ya leeré tus aventuras a la vuelta. Que encuentres los delfines!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: